Apartamentos rurales El Americano

Apartamentos en Tapia de Casariego (Asturias)

      Ruta GPS   
Vista aérea de Apartamentos rurales El Americano

Apartamentos El Molín

Capacidad

Plazas totales: 21. Plazas fijas: 17. Plazas supletorias: 4. Número de apartamentos: 4. Capacidad apartamentos: 3 apartamentos: 4-5 personas | 1 apartamento: 5-6 personas.

Descripción

Rapalcuarto es un pueblo enclavado en el concejo de Tapia de Casariego, en una privilegiada zona de la costa occidental Asturiana. La paz y frescura de los paisajes que lo rodean, permiten gozar de agradables paseos contemplando la belleza de sus playas, y disfrutar de múltiples actividades al aire libre: golf, senderismo, surf, rutas a caballo...

Este es el entorno que les ofrece "Apartamentos El Americano", una acogedora casona de nueva contrucción que respeta el estilo más tradicional de la zona, proporcionando una estancia tranquila, rodeada del más puro ambiente rural Asturiano y de una cálida y cuidada decoración rustica.

Apartamentos

Apartamentos El Americano dispone de cuatro viviendas de estilo rustico totalmente equipadas.


Servicios establecimiento:


Servicios habitación:


Servicios complementarios:


Cómo llegar

Desde Oviedo: Tomar la A-66 ("autopista Y") en dirección Avilés y enlazar con la Autovía del Cantábrico (N- 634 / A-8 / E-70) en dirección A Coruña. Coger la salida 542 (Tapia de Casariego) y circular por la AS-23 en dirección a Tapia. Al llegar a una rotonda con un supermercado Alimerka a la derecha, coger la segunda salida en dirección a Tapia. Seguir recto por la N-634 en dirección A Coruña, dejando la entrada a Tapia a la derecha. Al llegar a Rapalcuarto, girar a la derecha junto a las primeras casas, donde veamos el cartel indicador de Apartamentos El Americano.

Desde Ribadeo: Tomar la Autovía del Cantábrico (N-634 / A-8 / E-70) en dirección Oviedo. Coger la salida 498 en Barres. Seguir recto por la N-634 en dirección Oviedo hasta llegar a Rapalcuarto. Tras dejar a nuestra izquierda el Restaurante El Álamo, girar a la izquierda a la altura del cartel indicador de Apartamentos El Americano.

Actividades

Tapia de Casariego (a 1 km) Bonita villa marinera con multitud de servicios y un bonito núcleo urbano en el que destacan el barrio de pescadores, el pintoresco puerto y el faro. También posee una preciosa playa en la que todos los años por Semana Santa se celebra una prueba puntuable para el campeonato internacional de surf. Durante el mes de agosto también tiene lugar el FID'O, Festival Intercéltico d'Occidente, de alcance internacional y dedicado a la divulgación de la gaita y la música celta.

Senda de Viavélez a Tapia de Casariego (a 1 km) Ruta peatonal y ciclable que une las playas de Tapia con la localidad de Viavélez a lo largo de unos 16 km (5 horas caminando a paso normal). Se trata de un recorrido prácticamente llano (salvo una corta subida al salir de Viavélez), por lo que puede efectuarse fácilmente en ambos sentidos. Discurre entre campos y bosques pegados al mar Cantábrico, con numerosos miradores desde donde se pueden contemplar playas, aldeas y restos arqueológicos, entre los que destacan algunos reductos castreños.

Playa de Serantes (a 1 km) Tranquila playa de arena blanca y aguas cristalinas en las proximidades de Rapalcuarto, con buenos accesos y aparcamiento.

Playa de Penarronda (a 3 km) Playa de arena blanca y 600 m de longitud que debe su nombre a una peña horadada en su centro. Posee bandera azul de la Unión Europea, con todo lo que ello conlleva: Máxima limpieza, excelente calidad del agua, buenos accesos, amplio aparcamiento, duchas, área recreativa en las cercanías con bancos, mesas y juegos infantiles, etc. Declarada monumento natural en 2002, incluye 34 hectáreas de superficie protegida de gran valor ecológico, por tratarse de dunas con vegetación y fauna características. Dos escuelas de surf (Surf School Occidente y Escuela de Surf ¡Hola! Ola) imparten clases de surf y sup en esta playa, además de alquilar y vender material para la práctica de este deporte

Ría del Eo (a 7 km) Paraje natural de gran belleza declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, es una de las principales zonas de nidificación de aves de Asturias, donde recalan anualmente miles de especies migratorias. Lugar idóneo para la práctica de deportes acuáticos, como vela, canoa, pesca, buceo, esquí acuático, etc. En sus orillas se encuentran numerosos pueblos con encanto, como Castropol y Figueras, así como un sinfín de calas idílicas donde tomar el sol y bañarse. Numerosas empresas ofrecen paseos en barca por la ría partiendo de Castropol, Figueras y Ribadeo.

Figueras (a 7 km) Pequeño pueblo marinero en la orilla oriental de la Ría del Eo, con coqueto puerto pesquero y un bonito castillo almenado.

Castropol (a 8 km) Declarado Pueblo Ejemplar por la Fundación Príncipe de Asturias en 1997, se caracteriza por sus calles empedradas y sus casitas blancas coronadas por la torre de la iglesia, que forman una especie de fortaleza visible desde todos los puntos de la Ría del Eo. Posee numerosas casonas solariegas y edificios de interés, como el antiguo Casino. Entre sus festejos destaca la elaboración de alfombras florales para celebrar el Corpus Christi que tiene lugar todos los años en el mes de junio, y que fue declarada en 2007 Fiesta de Interés Turístico Regional.

Viavélez (a 14 km) Diminuto pueblo pesquero con un resguardado puerto construido aprovechando una caleta natural, en el que hubo antaño un importante astillero de buques veleros. Lugar natal de Corín Tellado, la dama de la novela rosa, que con unos 4.000 títulos publicados y más de 400 millones de ejemplares vendidos consta en el Libro Guiness de los Records como la escritora más vendida en lengua castellana. Podemos ver su antigua casa junto al puerto, en la calle que lleva su nombre. Viavélez puede ser lugar de partida de la senda costera que une esta localidad con Tapia de Casariego.

Ribadeo (a 14 km) Principal núcleo de población en las cercanías de nuestros apartamentos, presenta un bonito casco histórico con edificios señoriales, en el que sus principales calles nos dirigen hasta el acogedor puerto pesquero. Junto a este se encuentra un moderno puerto deportivo con atraques para un gran número de embarcaciones de recreo. Destaca por su comercio, con un mercado semanal los domingos, día en que las tiendas permancen abiertas (en contrapartida, cierran los lunes). Ribadeo también ofrece un gran ambiente de bares y tapeo, siendo inexcusable probar las especialidades locales como el pulpo a feira, el lacón y la oreja de cerdo.

Cuevas de la Andina (Covas da Andía) (a 15 km) Antigua explotación aurífera de la época romana, que ha dejado al descubierto llamativas galerías naturales labradas en la roca caliza. Explotada durante los siglos I y II d.C., llegó a ser la segunda mayor mina de oro del norte de España, sólo superada por Las Médulas (León). Fue declarado Monumento Natural de la Red de Espacios Protegidos del Principado de Asturias, ya que su particular microclima propicia la presencia de especies poco frecuentes en estas latitudes, mezcla del bosque atlántico y el mediterráneo.

Playa de las Catedrales (a 21 km) Singular playa de arena blanca con impresionantes acantilados tallados por el mar con formas que ni el mejor arquitecto hubiese imaginado: Arcos, cuevas, contrafuertes, pilares... No sólo es un lugar digno de visitar por su valor paisajístico, sino que ofrece un entorno muy agradable para pasar un inolvidable día de playa. Dispone de amplio aparcamiento y restaurante.

Lagos de Silva en Salave Nos dirigimos en dirección a Salave, caminamos 200 metros y al final de la cuesta nos desviamos por el sendero de pescadores hacia los acantilados, donde podemos ir viendo la costa y las pequeñas calas, en esta zona hay varias especies de aves protegidas. Llegados al mirador de Cabo Cebes, podremos hacer una pequeña parada y contemplar el magnífico paisaje que se nos presenta, antes de retomar la ruta hasta adentrarnos en el monte Mirayos. Rodeados en todo momento por pinos insignes, se nos conduce hasta el mirador de Campo Longo, desde el que se divisa la entrada al puerto de Viavélez y una serie de acantilados de inolvidable belleza. Descenderemos por un camino, donde los árboles cubren la senda y llegamos a las lagunas o minas de Silva, espacio minero fruto de ruina montíum, que ocupa más de diez hectáreas de extensión y que, con respecto a la rasa, goza de profundidades que superan los 20 metros

Castro de Coaña: Construido sobre una pequeña colina y delimitado por una gruesa muralla con un foso excavado en la roca, oculto hoy. A su abrigo se conservan hasta 80 cabañas. Un gran torreón delimita el conjunto y supone el último acceso al recinto. Su origen se remonta a varios siglos antes de la conquista romana.

Tarifas